CASA LÓPEZ

packaging

Comprar en el mercado siempre ha sido sinónimo de productos frescos, próximos y de calidad. También hubo un tiempo en el que comprar productos de mercado era sinónimo de papel de estraza, impresiones a una o dos tintas, diseños singulares y un bajo impacto ambiental.

El objetivo de este proyecto era diseñar un nuevo pack para legumbres cocidas. Tras un par de días comprando en estas paradas, hubo dos cosas que nos llamaron la atención. Por un lado, nos sorprendió el aumento del pack industrial de plástico para servir el producto (bolsas, cajas, termosellados,…) y por el otro observamos que muchos de los clientes compraban platos preparados para comer en su oficina o en la plaza.

Así, con Casa López pretendemos recuperar esos valores de packaging personal, con carácter y volviendo a ser más amigable con el medio ambiente.

Para ello hemos diseñado un pack estructural de cartón automontable, con doble cierre y formado por una única pieza sin el uso de colas o pegamento. Además, el propio pack se convierte en un cómodo plato evitando el uso de otros utensilios. La impresión en indiana en las cajas nos permite ser más flexibles en producción y así optimizar al máximo el material.

La parte gráfica la trabajamos a dos tintas y provocando pequeños descuadres entre los filetes de las letras. Con este recurso y un naming bien familiar, conseguimos comunicar que Casa López cocina platos caseros, próximos y como los de antaño.

 

En equipo con María Romero y Macarena Norambuena

Máster en diseño de Packaging, Elisava 2016.